MOSAICO

     Juan de Mata, fundador de la Orden de la Santísima Trinidad, durante su primera misa en París el día 28 de enero de 1193, tuvo la inspiración de Dios de fundar una Orden dedicada a la Santa Trinidad y a los cautivos. En su visión vio al Redentor con dos cautivos, uno blanco a su derecha y uno negro a su izquierda. 

    Juan quiso plasmar esta visión en un mosaico que hizo construir el año 1.210 y que todavía existe en el frontispicio del convento de Santo Tomás in Formis, en Roma. En torno a él  se lee: "Signum Ordinis Sanctae Trinitatis et Captivorum". En él se ve la figura del Pantocrátor con los dos cautivos tal como los vio en la inspiración. La obra fue ejecutada por Jacobo y su hijo Cosme.

    En la obra musiva podemos distinguir cuatro circunferencias concéntricas: la interior, de mosaico oscuro; otra, de mosaico rojo, un collarino de mármol y la externa de mosaico oscuro, sobre la cual corre la leyenda: "Signum Ordinis Santae Trinitatis et captivorum", y una cruz en la parte superior media del círculo. En medio aparece el Cristo sedente en cátedra. Es la imagen hierática, solemne, triunfal, de la omnipotencia divina, rey de la gloria eterna, el señor de la majestad. Recuerda los ábsides románicos en los que la figura de Cristo es mucho más grande que las otras que le acompañan. Ocupa gran parte de la almendra mística o mándorla. Sobre un fondo dorado, que simboliza la gloria, el esplendor, se destaca su figura. La cabeza está circunscrita por un nimbo circular crucífero, con unos adornos formados por cinco piedras de mosaico verde. Este motivo se repite en las dos partes frontales-laterales del solio, pero combinando verde y rojo sobre fondo claro. Cristo aparece revestido con la túnica blanca con irisaciones rojas y una estola de color amarillo, signo de distinción e inmortalidad, con un manto verde oscuro. En los pies, sandalias griegas. El solio majestuoso, noble, tiene almohadones sobre el asiento y para los pies. El Pantocrátor tiene las manos extendidas para tomar por sus muñecas a los dos cautivos.